Artículo

El Valor Esencial entre La Mercadotecnia y El Consumidor

Es una idea fundamental de la mercadotecnia que las empresas y negocios sean alimentadas de planteamientos y estrategias que les permitan prosperar, de acuerdo con el intercambio de relación de venta y compra de productos entre empresas y clientes. 

Bajo esta importante perspectiva, la orientación de la mercadotecnia es clave, siendo parte de una maquinaria de cualidades y capacidades orientadas a satisfacer a sus consumidores. En este ambiente de componentes, la mercadotecnia debe involucrar tanto la estrategia como la táctica dentro de la estructura de una empresa, permitiéndole definir un diseño de valores destinado a las personas y estructurando el principio de relación entre la demanda, la utilidad y la necesidad.

Es por eso que en este artículo acotamos a 4 conceptos fundamentales que permitirán ampliar el enfoque del valor que aporta la mercadotecnia a empresas y negocios.

Necesidad y Deseo

A pesar de que la mercadotecnia ha sido concebida como un ejercicio enfocado en la atracción de consumidores. Es erróneo pensar que sus capacidades de conocimiento del cliente se limiten a los conceptos de publicidad y comunicación.

En el planteamiento estratégico de la mercadotecnia es importante reconocer y estudiar las diferencias entre necesidad y deseos de los clientes.

La necesidad es y seguirá siendo el principio vital en la existencia de cualquier persona. Y aquellos productos o servicios que se ofertan deben al menos expresar uno de los siguientes factores de impacto.

  • Enfoque de seguridad y protección.
  • Enfoque de pertenencia y compromiso a un grupo o sociedad.
  • Enfoque de satisfacción en la realización personal.

Si logras transportar estos conceptos a los productos de tus marcas favoritas. Comprenderás el impacto que ejercen en la satisfacción de tus propias necesidades, y encontrarás que estos trabajan a un nivel más profundo, determinados por la seguridad, enfoque a tu pertenencia y realización personal.

El deseo, por el contrario, se define como un impulso no vital que define tu continuidad de existencia o pertenencia.

Indudablemente es la comunicación comercial quien marca el paso de este factor abordado desde un principio social y cultural. Se basa en impactar los valores de las personas, mezclando las necesidades básicas de satisfacción y el enfoque de adquisición del producto de acuerdo con el deseo. Es aquí, donde la publicidad mantiene el peso del concepto de la marca tomando símbolos de persuasión en las personas.

Un ejemplo entre estos dos conceptos es la forma en la que utilizamos las aplicaciones en nuestros dispositivos móviles. La mayoría de estas aplicaciones de servicios, están basadas en satisfacer necesidades vitales de las personas, mezclando el principio del deseo con la experiencia de compra.

De entre estas acciones de necesidad y deseo, es importante que evalúes el desarrollo de tu propuesta al mercado. Si colocas en el centro de tu estrategia el nivel que aportan tus producto o servicio con base a las necesidades reales de tus clientes, será sencillo definir el factor de deseo que impulsará la atracción de tus mensajes como marca en cualquier medio.

Demanda e intercambio en la relación

El concepto de demanda e intercambio en la relación  es fundamental en la mercadotecnia, y de hecho es la piedra angular de la investigación de mercado. Bajo esta técnica, es posible determinar el alcance de personas que podrían adquirir tus productos. Además, aporta información sobre tendencias, comportamientos económicos, atributos de la competencia, así como una clasificación de valores al público que convergen entre las necesidades percibidas, deseos y ofertas en el mercado.

Para establecer las características de la demanda es necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Comprender el valor económico y potencial de tu producto.
  • Definir cuál es la estrategia de precio en el mercado.
  • Establecerá la compra y entrega del producto.
  • Conformar un plan de compromiso de relación y fidelización con tus clientes.

A partir de la demanda es cómo los mercadólogos definimos el contexto del mercado. Los clientes comparten necesidades que deben ser satisfechas a través del intercambio de relaciones entre lo que se ofrece y se requiere.

Desde esta perspectiva podrás discernir cómo la mercadotecnia complementa las acciones estructurales de tu negocio, permitiendo converger los principios de necesidad, deseo, intercambio de relaciones y demanda de tu concepto general como negocio.